RADIO EN VIVO

29 DE JUNIO (1983-2018)

Pbro. Lic. Juan Carlos Flores Rivas.

El próximo viernes 29 de junio de 2018, Solemnidad de los Santos Apóstoles Pedro y Pablo, tendrá lugar el 35° aniversario de la fundación de la Arquidiócesis de Acapulco. Pretender una visión panorámica de la vida de la Iglesia en la región costera del Estado de Guerrero, puede antojarse una pretensión imposible. Pero se impone una visión de conjunto para aprender, ya que la historia es “maestra de la vida”, y vista con ojos de fe, se transforma en historia de la salvación.

El 10 de febrero de 1983, el Santo Padre Juan Pablo II Magno, crea la XII Provincia Eclesiástica Mexicana con sede en Acapulco, con la Bula “Quo maius”, y promueve como su primer Arzobispo a Rafael Bello Ruiz. Pero la Bula fue ejecutada concretamente el 29 de junio de ese mismo año.

Monseñor Bello recibe la noticia el 12 del mismo mes, mientras estaba de visita en la Parroquia de San Juan Bautista, Copala, Gro.; y fungía en ese lapso de tiempo como Administrador Apostólico de la Diócesis de Chilpancingo –Chilapa, a la muerte de Monseñor Fidel de Santa María Cortés Pérez, de octubre de 1982 a abril de 1983.

La Toma de Posesión de este Arzobispado, tendrá lugar al ejecutarse formalmente la Bula, el 29 de junio de 1983, en el zócalo de la Ciudad y Puerto de Acapulco, en el pórtico de la Santa Iglesia Catedral, en Solemne Concelebración Eucarística presidida por el Delegado Apostólico en México, Monseñor Girolamo Prigione; acompañado de: Mons. Estanislao Alcaraz Figueroa, Arzobispo de Morelia; Mons. Juvenal Porcayo Uribe, Obispo de Tapachula; Mons. José Lizares Estrada, Obispo de Ciudad Altamirano; Mons. José María Hernández González; Obispo de Chilapa; Mons. Juan Jesús Posadas Ocampo, Obispo de Cuernavaca; y Mons. Emilio Berlie Belauzarán, Obispo electo de Tijuana.

Mons. Bello recibió el palio arzobispal el 28 de septiembre de 1983, en El Vaticano, de manos del Cardenal Proto Diácono, en solemne concelebración Eucarística en la Capilla Matilde. Gobernó la diócesis durante 24 años, de los cuales 17 como Arzobispo. Poniendo las bases de la pastoral en la costa de Guerrero. Permanecerá en el corazón de todos, como la figura arquetípica del Padre y Pastor.

El 30 de junio de 2000, tiene lugar la sucesión, cuando el Papa un Arzobispo Coadjutor, en la persona de Monseñor Felipe Aguirre Franco, hasta entonces Obispo de Tuxtla Gutiérrez Chiapas. Monseñor Aguirre gobernará la Arquidiócesis durante la primera década del Tercer Milenio Cristiano, como un espléndido pórtico, “umbral de la esperanza”, abierto por el gran Papa Juan Pablo II, con el Gran Jubileo del Año 2000. Instalado Monseñor Aguirre en Acapulco el 28 de septiembre de 2000 –con entrada triunfal y toma de posesión. El 8 de mayo de 2001, se formaliza la sucesión, cuando es preconizado Segundo Arzobispo, siendo aceptada la renuncia al gobierno pastoral presentada por Monseñor Bello un año antes por motivos de salud. El 29 de junio de 2001, recibe de manos del Papa Juan Pablo II el Palio Arzobispal, en la Plaza de San Pedro, en El Vaticano, acompañado todavía por su antecesor Mons. Bello. La relación Iglesia-sociedad civil vivió significativos eventos; y su magisterio episcopal tuvo una amplia proyección en todos los medios de comunicación. Durante el arzobispado de Mons. Aguirre, especial significación tiene el ministerio episcopal entre nosotros de Monseñor Juan Navarro Castellanos (2004-2009).

El 7 de junio de 2010, el Papa Benedicto XVI nombra al tercer arzobispo de Acapulco Monseñor Carlos Garfias Merlos, quien gobernará durante seis años. Toma posesión el 22 de julio en solemne ceremonia en el Centro Internacional Acapulco. Recibe el Palio Arzobispal de manos del papa Benedicto XVI el 29 de julio del mismo año en la Plaza de San Pedro de la Ciudad de El Vaticano. Durante su administración como Arzobispo, la comunidad eclesial conocerá relaciones de alto nivel con todos los niveles del gobierno y la sociedad civil.

Así llegamos a la actual etapa de nuestra historia diocesana, y entramos en la era Francisco, cuando el Santo Padre el Papa Francisco nombró, el viernes 30 de junio de 2017, en la memoria de los Primeros Mártires Romanos, al obispo de Tapachula, Monseñor Leopoldo González González, nuevo Arzobispo para la Arquidiócesis de Acapulco. Tomó posesión el 29 de agosto de 2017, después de una apoteósica recepción, como “compañero del dolor y la esperanza” de este pueblo creyente que sufre en la costa de Guerrero. Recibirá el Palio Arzobispal de manos del Papa Francisco.

Categorías: Uncategorized

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *