RADIO EN VIVO

Tecpan de Galeana, Gro. 30 de mayo de 2018.- La comunidad parroquial de San Bartolomé Apóstol estuvo de fiesta, por el XXV Aniversario sacerdotal del padre Emmanuel Villalobos Luna.

Antes de llegar a este gran festejo, el padre Emmanuel visitó días anteriores las parroquias donde prestó su servicio como párroco, como un agradecimiento a nuestro Señor Jesucristo y a las comunidades con quienes con gran cariño y satisfacción llevo a cabo su servicio pastoral, siendo las parroquias de San Juan Bautista de Tenexpa, San Pablo Apóstol de El Coloso, San Pedro Apóstol (padre Jesús de Petatlán), y actualmente en San Bartolomé Apóstol de Tecpan, donde es párroco.

El sábado 26 de mayo los grupos y movimientos de la comunidad parroquial de San Bartolomé acompañaron a su párroco en una procesión por las calles del pueblo, como preparación para conmemorar su XXV aniversario sacerdotal.

Llego el día esperado por toda la comunidad parroquial, el 30 de mayo donde se congregaron a partir de las 12:00 pm, en la parroquia de San Bartolomé apóstol, cientos de feligreses, entre niños, jóvenes, adultos, religiosas, familiares y amigos, para participar de la solemne Eucaristía de acción de gracias, acompañado por sus hermanos sacerdotes de las diferentes parroquias de la arquidiócesis de Acapulco.

La homilía estuvo a cargo del padre Ramón Francisco Celis Nevaire, le dijo: ”Querido compañero y amigo padre Emmanuel que celebras con gran alegría y agradecimiento al Señor tu XXV aniversario sacerdotal, queridos hermanos sacerdotes, hermanas y hermanos en Cristo. Nos hemos reunido en el nombre del Señor en este hermoso día para celebrar ante todo a Jesús nuestro sumo y eterno sacerdote, al cumplir XXV años de que el padre Emmanuel participa del sacerdocio ministerial de Cristo en el orden de los presbíteros. La palabra de Dios nos ha ilustrado al respecto, como dice el profeta Jeremías “desde el seno materno te consagré como profeta de las naciones. El padre Emmanuel, como todos los sacerdotes, fue llamado por el Señor desde el seno de su madre y consagrado como su profeta. Lo envió a anunciar la buena nueva del reino y a denunciar todo aquello que se opone al amor, a la justicia, a la unidad, a la fraternidad, no a predicarse asimismo sino a Jesucristo el Señor; no a ser servido, sino a servir como Jesús.

El padre Emmanuel Villalobos expresó: “Al celebrar mis XXV años como sacerdote al servicio de Dios y de su santa Iglesia, lo primero que se viene a la mente es dar gracias a Dios por este maravilloso don del sacerdocio, que nunca me imaginé que el Señor me eligiera como su indigno representante. También pedirle perdón por mis faltas cometidas en contra de la caridad cristiana con mis feligreses, en estos XXV años le pido perdón y me conceda mi conversión de mi vida y en esta bella experiencia de la pastoral, recordar que trabajar para Dios no es un trabajo, sino una aventura que nos lleva a la pasión por la construcción del reino de Dios. Después de los XXV años, espero seguir cada día entregando lo mejor de mi vida a Dios y su querida Iglesia y seguir conociendo muchos amigos para siempre. Que Dios nuestro Señor les conceda abundantemente bendiciones”.

Biografía pastoral del padre Emmanuel Villalobos Luna

El padre Emmanuel Villalobos Luna nació en Acapulco, Guerrero, donde realizó sus estudios básicos: Preescolar, Primaria, Secundaria y Preparatoria. En el año de 1985 ingresó al Curso Introductorio en Etla, Oaxaca.

Después se fue al Seminario Regional del Sureste en Tehuacán, Puebla, donde estudió la filosofía y teología y; el último año de teología para terminar sus estudios en el curso escolar 1991 – 1992 lo realizó en la Universidad Pontificia de México.

Fue ordenado sacerdote el 30 de mayo de 1993, en un domingo de pentecostés de manos de Mons. Rafael Bello Ruiz, de feliz memoria. Siendo su primer servicio en el Seminario del Buen Pastor como prefecto de disciplina y en junio de 1993 fue nombrado Vicario parroquial de San Pedro Apóstol, Santuario de Padre Jesús de Petatlán.

En el año de 1994, Mons. Rafael Bello le da el nombramiento de párroco de San Juan Bautista por un espacio de 5 años, en 1998 regresa al Seminario del Buen Pastor como ecónomo, y en ese mismo año fue nombrado nuevamente Vicario parroquial de San Pedro Apóstol de Petatlán de 1999 -2000, y nuevamente regresa al puerto de Acapulco como Vicario parroquial del Sagrario Catedral donde estuvo prestando su servicio 7 meses.

Después fue nombrado párroco de San Pablo Apóstol, en la Unidad Habitacional El Coloso, en Acapulco, donde permaneció un año con ocho meses. En 2002 fue nombrado párroco de San Pedro Apóstol de Petatlán, donde estuvo diez años, de 2002 a 2013.

Posteriormente llegó como párroco a San Bartolomé Apóstol de Tecpan de Galeana, donde presta su servicio actualmente.

Categorías: Uncategorized

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *