Cerca de 12 mil personas se despidieron de los símbolos de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) Panamá 2019, para ser próximamente llevados a Roma y entregados a la delegación de jóvenes de Lisboa, protagonistas de la próxima JMJ en Portugal.

La ceremonia de despedida de la Cruz Peregrina y el icono de la Salus Populis Romani se celebró el 23 de junio durante la tradicional “Cita Eucarística” por la Solemnidad del Corpus Christi, que es celebrada desde hace 48 años en la Arena Roberto Durán por el Arzobispo de Panamá.

Tras la celebración, los símbolos fueron llevados a Roma, donde serán entregados a los jóvenes portugueses en la Misa del Domingo de Ramos del 2020, presidida por el Papa Francisco.

En un comunicado emitido el 26 de junio, la Arquidiócesis de Panamá aseguró que la despedida se realizó “en medio de lágrimas, pañuelos blancos y aplausos”.

El Arzobispo de Panamá, Mons. José Domingo Ulloa, quien presidió la celebración, dijo que los símbolos de la JMJ “hicieron visible” el proceso que reforzó su “plan pastoral” para convertirse en una “Iglesia en salida” y con capacidad de encontrarse con el otro y acompañarlo “en sus dolores, en sus luchas y esperanzas”.

La Cruz Peregrina mide 3.8 metros y fue entregada por primera vez a los jóvenes por el Papa San Juan Pablo II en 1984. El ícono de la Virgen y patrona de la JMJ fue entregado por el mismo Pontífice en el 2003.

 

Categorías: Uncategorized

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: