El vocero de la diócesis de Chihuahua, Gustavo Sánchez Prieto, señaló que el grupo “Católicas por el derecho a decidir” y el Fray Julián Cruzalta no representan a la Iglesia Católica.

“Tanto el grupo como el hermano que vino a hablar con una identidad ministerial, ni uno ni otro tienen el respaldo de la Iglesia católica, apostólica y romana son posturas en donde tristemente están jugando tanto con el nombre católicas como con la identidad ministerial”.

Indicó que un ministro de culto católico necesita estar respaldado por su Obispo o por el Instituto religioso al que pertenece para decir que está en facultades y que está ejerciendo el ministerio, no de manera autónoma, personal.

Informó que al margen de la enseñanza oficial de la iglesia sostenida con la autoridad del papá y de los obispos, “en el que vivimos de libertad de expresión pues cada quien puede decir lo que buenamente se le ocurre”.

Refirió que la identidad -para el católico bien formado- sabe que no es suficiente ni simplemente la camisa de alzacuello, ni la sotana u ornamento litúrgico.

Categorías: Uncategorized

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: