La Compañía General de Jesús iniciará hoy en Roma el proceso de Beatificación del padre Pedro Arrupe Gondra (Bilbao, 1907 – Roma, 1991).

El padre Arrupe fue general de la Compañía de Jesús entre 1965 y 1981, y fue el primero que renunció al cargo, hasta ese momento vitalicio. Pasó a la historia por su personalidad carismática que le hizo defender con ahínco posiciones liberales y abiertas y la revista estadounidense Time le dedicó una portada.

Sus ideas en favor de los más pobres y la puesta en práctica de las aperturas aprobadas en los años 60 por el Concilio Vaticano II le granjearon críticas internas en el Vaticano. De hecho, fue obligado a dimitir por motivos de salud, y el papa Juan Pablo II no aceptó que fuese superior vicario, como le hubiese correspondido.

La explosión de la bomba atómica en Japón el 6 de agosto de 1945, donde se encontraba físicamente, le marcó profundamente y decidió dedicar su vida a la justicia social y en favor de los pobres. La explosión provocó la muerte en pocos segundos de más de 240.000 personas. En 1980 Arrupe, que era médico de formación, fundó en Roma del Servicio Jesuita para los Refugiados que todavía hoy ofrece ayuda a los migrantes.

Si la causa de beatificación prospera y finaliza en canonización, será el tercer padre general de los jesuitas en alcanzar los altares, junto a San Ignacio de Loyola y San Francisco de Borja.

El Ayuntamiento de Bilbao le puso su nombre a la pasarela que une la Universidad de Deusto y el paseo de Abandoibarra.

Categorías: Uncategorized

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: