Más de 30 mil jóvenes participarán en la tradicional peregrinación al monumento de Cristo Rey, en el cerro del Cubilete en Guanajuato (México), el sábado 23 de febrero.

La peregrinación, una caminata de 16 kilómetros ante el histórico monumento, se realiza habitualmente el último sábado de enero de cada año; sin embargo, debido a la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) Panamá 2019, celebrada del 22 al 27 de enero, se decidió mover por única vez el evento para el último sábado de febrero.

En diálogo con ACI Prensa, Fátima González, presidenta nacional del movimiento Testimonio y Esperanza, explicó que este grupo lleva varios años convocando la peregrinación “por dos propósitos: el primero, dar gracias a Dios por el año que se concluye, y es una de las razones por las que se hace cada año el último sábado de enero, y para encomendar las labores del año próximo”.

“México tiene gracias a Dios varias peregrinaciones a varios santuarios, pero Cristo Rey tiene una fuerza especial con los jóvenes. Es aquel punto en el que los jóvenes gritamos ‘¡Viva Cristo Rey!’ y lo reconocemos no solo como Rey de nuestra vida sino como Rey del universo”, destacó.

La actual imagen de Cristo Rey que corona el cerro del Cubilete mide 23 metros y fue erigida en 1950 como homenaje a los mártires de la Guerra Cristera. A inicios del siglo XX, la persecución religiosa del gobierno mexicano contra la fe católica, que implicaba las prohibiciones de congregaciones religiosas, limitaciones al culto e incluso la prohibición de que un sacerdote se vista como tal, llegó a un punto en que civiles de diversas partes del país se levantaron en armas.

El Gobierno mexicano respondió con una represión aún mayor y el asesinato de sacerdotes y laicos. Entre los mártires de la Guerra Cristera figura el adolescente San José Sánchez del Río, “San Joselito”, asesinado a los 14 años.

El bando cristero era conocido por sus gritos de “¡Viva Cristo Rey!” y “¡Viva la Virgen de Guadalupe!”.

La actual estatua de Cristo Rey se levanta donde una más pequeña fue dinamitada en 1928 por el Gobierno de Plutarco Elías Calles.

Fátima González destacó que en esta peregrinación “Dios permite una mística muy especial”, en que se aprecia “el ánimo de los jóvenes, el encontrarte con jóvenes de toda la república y el poder animarse mutuamente”.

“Muchos jóvenes que van por la curiosidad, por la invitación de alguien más, se han encontrado ahí con Cristo, han cambiado sus vidas”, aseguró.

Categorías: Uncategorized

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: