¿Es correcto recibir la comunión en la mano?

Ante la confirmación de los primeros casos de coronavirus (Covid-19) en México, la Iglesia asumió ciertas medidas para prevenir el contagio, entre ellas la recomendación a los sacerdotes para que den a los fieles la Sagrada Comunión en la mano.

No es la primera vez que la Arquidiócesis de México asume esta medida, pues en 2009 fue implementada por el Cardenal Norberto Rivera, durante el brote de influenza AH1N1. Debido a que esta medida ha provocado confusión, queremos explicar sus orígenes, y cómo realizar correctamente la recepción del Cuerpo de Cristo en la mano.

 

HISTORIA

 

Durante varios siglos, la comunidad cristiana mantuvo con naturalidad la costumbre de recibir el Pan Eucarístico en la mano. De esto hay testimonios de diversas zonas de la Iglesia: África, Oriente, España, Roma, Milán.

El más famoso de estos testimonios es el documento de San Cirilo de Jerusalén, en el siglo IV, que en sus catequesis sobre la Eucaristía nos describe cómo se acercaban los cristianos a la comunión: “Cuando te acerques, no lo hagas con las manos extendidas, o los dedos separados, sino haz con tu izquierda un trono para la derecha, que ha de recibir al Rey, y luego con la palma de la mano forma un recipiente, recibe el cuerpo del Señor y di ‘Amén’. En seguida santifica con todo cuidado tus ojos con el contacto del Sagrado Cuerpo y consúmela, pero ten cuidado que no se te caiga nada: porque lo que tú pudieras perder es como si perdieras uno de tus miembros”.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: