La arquidiócesis de Acapulco destaca su amor por el prójimo y su caridad.

Murió a las 6 de la mañana del día jueves 27 de junio, en la Casa Hogar de la unidad habitacional Luis Donaldo Colosio

A la edad de 90 años falleció el sacerdote católico Ángel Martínez Galeana, ampliamente recordado por feligreses de Acapulco por sus obras benéficas.

El padre Ángel, como cariñosamente era llamado por los fieles, falleció a las 6 de la mañana del jueves en la Casa Hogar de la unidad habitacional Luis Donaldo Colosio, en el fraccionamiento Granjas del Marqués; estaba próximo a cumplir 91 años y sumaba 68 años en el ministerio del presbiterio.

Por medio de un comunicado, la arquidiócesis de Acapulco recordó que “el padre Ángel realizó diversas obras, en las que el amor al prójimo, la caridad, el servicio y la entrega, fueron su sello indiscutible”.

Se informó que sus restos mortales serían velados en la misma casa hogar a partir de las 4 de la tarde del jueves.

Este viernes 28 de junio, en el mismo sitio, el arzobispo de Acapulco, Leopoldo González González, presidirá la misa de exequias a partir de las 8 de la mañana.

Ángel Martínez Galeana nació el 2 de agosto de 1928 en Tecpan de Galeana, en la región de Costa Grande.

En 1940 ingresó al seminario de la Inmaculada Concepción, en Chilapa, Guerrero.

Prosiguió sus estudios en el Pontificio Seminario Nacional Mexicano de Nuestra Señora de Guadalupe, en Montezuma, Nuevo México; fue ordenado sacerdote el 18 de octubre de 1951 en el Templo del Dulce Nombre de María, de manos de Leopoldo Díaz Escudero.

Celebró su primera Eucaristía el 27 de octubre de 1951.

Entre sus obras más reconocidas se encuentran la apertura de casas hogares para personas en condición de calle; tal es el caso de la Casa Hogar del Niño, ubicada en la unidad habitacional Luis Donaldo Colosio, o la Casa Hogar del Anciano, ubicada en el fraccionamiento Las Playas, en el lugar que anteriormente ocupaba la empresa Orange Crush.

También participó como negociador de varios casos de personas secuestradas y conflictos sociales.

Su cercanía con los más vulnerables era reconocida por todos los sectores.

Con información de LA Jornada Guerrero

Categorías: Uncategorized

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: