Un autobús que transportaba a un grupo de jóvenes católicos de Nuevo México (Estados Unidos) se estrelló al sur del estado de Colorado, provocando la muerte de al menos dos personas incluidos el conductor y un seminarista.

Además, otras 13 personas resultaron heridas y fueron trasladadas a hospitales locales el domingo 23 de junio.

El grupo de estudiantes, que forma parte de la parroquia “Thomas Aquinas Newman Center” al interior de la Universidad de Nuevo México, en Albuquerque, estuvo en Denver durante el fin de semana asistiendo a una conferencia anual de jóvenes católicos.

Entre los fallecidos se encuentra Jason Paul Marshall, un seminarista de la Arquidiócesis de Santa Fe. Marshall estudiaba teología en el Pontifical College Josephinum en Columbus, Ohio.

El accidente ocurrió en la carretera interestatal 25 alrededor de las 2:30 p.m. (hora local) del domingo. El autobús golpeó parte de la estructura de un puente, se descarriló y acabó en una zanja.

La Patrulla Estatal de Colorado informó que, tras el impacto, el conductor fue expulsado del autobús y murió instantáneamente. Otros 13 pasajeros sufrieron lesiones desde menores a críticas. La Arquidiócesis de Santa Fe anunció más tarde la muerte del conductor de 22 años, Anthony Padilla.

Un total de 14 ambulancias y tres helicópteros llegaron al lugar de los hechos. Las autoridades informaron que el conductor, al parecer, tuvo un “problema médico no especificado”. Sin embargo, la causa real del accidente aún está bajo investigación.

El Arzobispo de Santa Fe, Mons. John Wester celebrará una Misa el 26 de junio en el Newman Center por las víctimas del accidente.

Además, alrededor de 30 miembros que también pertenecen al grupo de jóvenes católicos, asistieron a una Misa el domingo por la noche en la Basílica Catedral de la Inmaculada Concepción en Denver. El P. Robert Fisher ofreció oraciones por las víctimas del accidente.

Además, alrededor de 30 miembros que también pertenecen al grupo de jóvenes católicos, asistieron a una Misa el domingo por la noche en la Basílica Catedral de la Inmaculada Concepción en Denver. El P. Robert Fisher ofreció oraciones por las víctimas del accidente

“Por favor, oren esta noche por un grupo católico de Nuevo México que estuvo involucrado en un trágico accidente de autobús esta tarde”, escribió la Arquidiócesis de Denver en su cuenta de Facebook.

“El grupo había asistido a la Steubenville of the Rockies Youth Conference en Denver y estaba camino a casa. Enviamos nuestras oraciones y nuestras más profundas condolencias a las familias y amigos de los que murieron, y nuestras oraciones por la curación y el consuelo de los heridos”, añadió.

 

Categorías: Uncategorized

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: