Como cada año, los chiautempenses acudieron a visitar a la Virgen de Guadalupe este 12 de diciembre para refrendar su fe y agradecer por los favores concedidos durante el año.

La iglesia de Santa María Guadalupe, en Chiautempan, lució abarrotada durante las ceremonias eclesiásticas efectuadas el día de ayer, a las que acudieron familias que llevaron a sus hijos vestidos de “inditos”.

En el recinto religioso desfilaron bebés y niños menores de 10 años de edad, acompañados por sus familias, que lucieron trajes de manta, faldas largas, rebozos, ayates, trenzas decoradas con listones y, algunos, portaron huacales de carrizo.

Fue en un sondeo efectuado por este Diario que la población señaló que es una tradición visitar cada 12 de diciembre a la Virgen de Guadalupe, devoción que le heredan a los más pequeños del hogar.

Al respecto, Rafael de la Cruz, originario de la zona centro de Chiautempan, señaló que “a mí también me traían cuando era niño, ahora que tengo hijos, los llevo a ver a la Virgen y les compramos su ropa de Juan Diego, quiero que tengan fe”.

Se suman tlaxcaltecas a los festejos en honor a la Virgen de Guadalupe

Por otro lado, Irma Montiel, nativa de la ciudad textilera, indicó que desde que tiene memoria la han llevado cada 12 de diciembre a la iglesia y eso ha sido por generaciones, “ahora vengo con mi hija y mis nietos, mantenemos vigente esta tradición en la familia”.

Será hasta el próximo año que las iglesias, parroquias y basílicas, nuevamente luzcan abarrotadas por los devotos a la Virgen de Guadalupe.

Bebés y niños menores de 10 años son los que acuden vestidos de “inditos”, una tradición que mantienen vigente los pobladores de Chiautempan, quienes visitaron a la Virgen de Guadalupe.

Categorías: Uncategorized

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: