La Iglesia católica celebra Tratado de la ONU contra armas nucleares

Los líderes de la Iglesia católica de todo el mundo expresaron en una carta su apoyo a la entrada en vigor del Tratado de las Naciones Unidas sobre la prohibición de las armas nucleares, al que la Santa Sede fue la primera en adherirse, e instan a los gobiernos a firmarlo y ratificarlo.

Este viernes viernes 22 de enero, entró en vigor del Tratado sobre la Prohibición de las Armas Nucleares de la Organización de las Naciones Unidas, el primer acuerdo multilateral de desarme nuclear en más de dos décadas, en el que los firmantes se comprometen s a no desarrollar, adquirir, almacenar, usar o amenazar con usar armas nucleares u otros dispositivos explosivos nucleares.

La peor de todas las armas de destrucción masiva ha sido juzgada durante mucho tiempo como inmoral. Ahora también es finalmente ilegal“, asegura la carta firmada por los obispos católicos de todo el mundo, a los que se han unido también laicos, religiosos y religiosas de una veintena de países.

La carta también asegura que alentador que la mayoría de los Estados miembros de las Naciones Unidas apoyen activamente el nuevo tratado, y que las encuestas muestren que la opinión pública está convencida de que las armas nucleares deben ser abolidas.

“Animo vivamente a todos los Estados y a todas las personas a trabajar con determinación para promover las condiciones necesarias para un mundo sin armas nucleares, contribuyendo al avance de la pazy de la cooperación multilateral, que hoy la humanidad necesita tanto”, aseguró el Papa Francisco en su cuenta de Twitter.

El pasado 26 de noviembre de 2019, en el vuelo que lo llevó de Tokio de vuelta a Roma, el Papa Francisco aseguró que el uso y posesión de armas nucleares es inmoral, por lo que debería incluirse en el Catecismo de la Iglesia Católica.

“(En Hiroshima y Nagasaki) reiteré que el uso de armas nuclear es es inmoral, por eso debe ir en el Catecismo de la Iglesia Católica, y no sólo el uso, sino también la posesión, porque un accidente, o la locura de algún gobernante, la locura de uno puede destruir a la humanidad”, aseguró en aquel entonces.

Con información de Vatican News

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: