Era de color azul y blanco dedicado a las víctimas de la represión del régimen de Ortega

Su nombre es Arlen Loza y desde hace años es reconocida como una mujer muy devota de la Virgen de Guadalupe, cuya fiesta central sucedió este 12 de diciembre.

Sin embargo, este año esta mujer, que viven en la localidad nicaragüense de Estelí, fue noticia no precisamente por su amor a la Virgen, sino por un hecho que aconteció a raíz de una acción que llevó a cabo.

En esta oportunidad, con motivo de la fiesta mariana, Arlen decidió montar un altar de color azul y blanco (en referencia a la bandera de Nicaragua), pero con el adicional de estar rodeado de algunas imágenes de las víctimas de la represión del régimen de Daniel Ortega, informan medios locales, entre ellos La Prensa.

Esto generó que a las pocas horas la mujer fuera detenida y llevada presa a manos de la fuerza policial leal a Ortega, situación que rápidamente empezó a tener reacciones a través de las redes sociales.

La mujer fue liberada en las últimas horas, pero la advertencia de no poder hacer más altares de este tipo quedó vigente.

Categorías: Uncategorized

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: