RADIO EN VIVO

El pontífice subrayó que “es un regalo de papa” y advirtió a todos de que “no hay que pagar, si alguien les dice que paguen, es un timo”.

El papa Francisco hizo distribuir este domingo miles de crucifijos, “signo del amor de Dios”, a los fieles presentes en la plaza San Pedro del Vaticano para escuchar el Angelus.

“Hoy, dos días después de la Crux Gloriosa”, el 14 de septiembre, “pensé en ofrecerles, a ustedes presentes en la plaza, un crucifijo”, declaró el Papa después de la oración.

El crucifijo es el signo del amor de Dios que en Jesús dio la vida por nosotros. No es un objeto decorativo sino un signo religioso, para contemplar y orar, agregó Francisco.

Tras finalizar el Ángelus unas 300 personas, entre ellos pobres, gente sin techo, religiosos y voluntarios distribuyeron las cruces entre la multitud congregada en la plaza. “Agradezco a las hermanas, los pobres y los refugiados que van a distribuir este presente, pequeño pero precioso”, concluyó el papa.

Se distribuyeron 40.000 crucifijos empaquetados en una cajita de cartón con la inscripción “En la cruz de Cristo está todo el amor de Dios, está su inmensa misericordia” en tres idiomas, italiano, español e inglés.

Esta frase fue pronuncia por el papa Francisco en Brasil en julio de 2013, en ocasión de las Jornadas Mundiales de la Juventud (JMJ).

El pontífice subrayó que “es un regalo de papa” y advirtió a todos de que “no hay que pagar, si alguien les dice que paguen, es un timo”.

 

Categorías: Uncategorized

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *