El Papa Francisco envió un mensaje al pueblo de Guerrero, luego de un encuentro en el vaticano con el obispo Salvador Rangel, en el cual pidió que “no vaya adelante la industria de la muerte”.

Luego de presidir una misa por el miércoles de ceniza en la catedral de la Asunción de María en Chilpancingo, el obispo de la diócesis de Chilpancingo-Chilapa, Salvador Rangel Mendoza informó que el pasado miércoles 27 de febrero se reunió con el máximo representante de la iglesia católica en el mundo.

En el breve encuentro, el Papa Francisco envió un mensaje a México y particularmente al pueblo de Guerrero, por la situación de violencia que fue expuesta por el obispo. “Le expliqué como Guerrero es uno de los estados más violentos por cuestiones de desapariciones y asesinatos. El Papa me dijo que hay que luchar porque no vaya adelante esta industria de la muerte, fue el mensaje básico que dio”.

“Yo le dije que rezara por nosotros, por México, que rezara por Guerrero y por la diócesis y me dijo esas tres cosas: díganle al pueblo mexicano que los quiero mucho y que estoy con ellos y que no avance la cultura de la muerte, fue lo que nos dijo el Papa y nos dio la bendición”, informó Salvador Rangel.

También dio a conocer que en su visita al Vaticano se le cuestionó si continuaba con los diálogos con líderes del crimen organizado, lo cual ha realizado desde el inicio de su apostolado en Guerrero, y confirmó que continúa buscando la paz con estos personajes.

Entre otros temas denunció indolencia por parte del gobierno federal en México para con los desplazados, especialmente para quienes se encuentran en plantón afuera del Palacio Nacional. “Desgraciadamente tenemos estos desplazados de Teloloapan, Apaxtla, Copalillo y Chichihualco, yo lo que he dicho es que no estoy ni con un grupo ni con otro, simplemente con la justicia”.

“Ciertamente se vive indolencia, me llamaron al Palacio Nacional hace un mes y expliqué la situación de lo que pasa, pedí que intervinieran de manera pacífica pero se ve que hay indolencia y desinterés en arreglar la situación”, lamentó el prelado.

Categorías: Uncategorized

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: